El Centro Interactivo para el Aprendizaje de Ciencias (CIAC), en Ahuachapán, celebró su cuarto aniversario de creación con el Congreso Regional denominado «La Astronomía y su divulgación en El Salvador».

El coordinador del CIAC-Ahuachapán, Raúl Rodríguez, explicó el objetivo de la actividad: «El día de hoy celebramos el cuarto aniversario de la sede y lo hacemos abriendo este tipo de espacios para la divulgación y popularización científica. Por eso lo hemos dedicado a una de las ciencias, de la cual todos oímos, pero poco conocemos, como es la Astronomía».

El Congreso estuvo dirigido a estudiantes de Educación Media, universitarios, autoridades locales y personal del Ministerio de Educación, quienes conocieron de “Divulgación y Popularización Científica en El Salvador” a través de la representante del Consejo Nacional de la Ciencia y la Tecnología (CONACYT), Elba Membreño.

De la misma manera, el presidente de la Asociación Salvadoreña de Astronomía, Leonel Hernández, presentó el aporte de ASTRO a la Divulgación de las Ciencias en el país y, por parte de la Escuela de Física de la Universidad de El Salvador (UES), se contó con Francisco Américo Mejía, quien disertó sobre “La Astronomía y su desarrollo en la UES”.

Finalmente, la directora del Observatorio Micro Macro de la Universidad Don Bosco, Brisa Terezón, se refirió al aporte de dicho observatorio a la investigación y divulgación científica.

La directora del Observatorio calificó como maravillosa la propuesta del CIAC- Ahuachapán, de promover la astronomía y áreas afines, «es importante que estas iniciativas salgan de los departamentos, en donde consideramos que, a veces, no nos enteramos de lo que tenemos en el país y qué bueno que se hace este esfuerzo de acercar todas las iniciativas que se tienen en otros departamentos o instituciones y traerlas para los jóvenes de Ahuachapán y departamentos aledaños».

El CIAC-Ahuachapán se fundó en octubre de 2015, desde entonces ha recibido más de 42 mil personas provenientes de todo el país, pero en especial de Santa Ana, Sonsonate y Ahuachapán. Así ha logrado abrir espacios para la divulgación y popularización científica en la zona occidental, llevando actividades prácticas y sencillas a los centros educativos e instituciones que solicitan apoyo en jornadas y proyectos científicos.

Además, aporta una nueva forma de aprendizaje y enseñanza de las Ciencias Naturales en el occidente del país, realizando actividades como visitas guiadas, charlas especializadas, refuerzos curriculares, Diplomados en Metodologías para la Enseñanza de las Ciencias Naturales y congresos.